Cada paciente experimenta la enfermedad de Fabry de manera diferente

Con más de 1000 mutaciones conocidas del gen GLA, no hay una única anomalía genotípica que cause la enfermedad de Fabry1 y las manifestaciones de la enfermedad pueden variar significativamente de un individuo a otro.2 En un estudio, se estudiaron los efectos funcionales de 3 mutaciones diferentes que causan la enfermedad de Fabry. En cada paciente se presentaba de una manera única.3

Edad en el momento del diagnóstico Genotipo Fenotipo
Table image 42 c.155G>A, p.C52Y Antes del diagnóstico, Michael experimentaba acroparaestesia, hipohidrosis y dolor abdominal recurrente. Desde su diagnóstico, ha presentado diversas lesiones cerebrales y ha experimentado pérdida de movilidad y cardiopatía.
Table image 49 c.548G>C, p.G183A Antes del diagnóstico, Anne sufría hipertensión leve y afectación renal. Anne también presentaba proteinuria (250 mg/h) y diabetes mellitus tipo 2.
Table image 20 c.647A>G, p.Y216C Antes del diagnóstico, George tenía angioqueratoma difuso, acroparaestesia, dolor y edema en extremidades inferiores. George también ha padecido una afectación cardíaca.

* Representan ejemplos reales de la literatura revisada por pares; nombres de pacientes o imágenes no reales

Además, incluso cuando los miembros de la familia comparten una mutación idéntica, la enfermedad puede presentarse de manera completamente diferente.4,5 En un estudio se examinaron los efectos de una mutación W226X en 2 varones emparentados y se demostró que aunque ambos individuos tenían una mutación idéntica, en cada uno la presentación era única.5

Edad en el momento del diagnóstico Genotipo Fenotipo
Table image 18 W226X A Bill se le diagnosticó la enfermedad de Fabry después de ser evaluado por un severo retraso en el crecimiento, displasia esquelética y pubertad retrasada.
Table image 11 W226X A Marc se le diagnosticó la enfermedad de Fabry después de ser derivado para su evaluación debido a antecedentes familiares de enfermedad de Fabry. Sufría acroparaestesia, hipohidrosis y malestar. Anteriormente se le había diagnosticado enfermedad celíaca.

* Representan ejemplos reales de la literatura revisada por pares; nombres de pacientes o imágenes no reales

Nuestro conocimiento de la relación genotipo/fenotipo va en aumento. Por ejemplo, la evidencia apunta a que ciertos genotipos pueden conllevar un fenotipo clásico y otros un fenotipo de aparición tardía.6,7 Además, determinados genotipos se han descrito como subtipos (o variantes) renales o cardíacos de la enfermedad.2

Como tal, la secuenciación de genes puede ayudar a confirmar un diagnóstico de enfermedad de Fabry, así como a orientar el tratamiento proactivo de algunos pacientes que podrían beneficiarse de cambios precoces del estilo de vida y de medicamentos profilácticos.2,8,9


Beneficios de la secuenciación del gen de la α-galactosidasa A (GLA)

La secuenciación del gen GLA con el fin de conocer mejor la mutación o mutaciones de un paciente puede ayudar a identificar a los miembros de la familia afectados, incluso antes de que se presenten los síntomas, y conducir a un abordaje más personalizado del tratamiento de la enfermedad2,8,10-12 Hay cada vez más pruebas de que iniciar ciertos tratamientos de manera temprana en el proceso de la enfermedad, antes de que se produzcan daños en órganos, puede mejorar los resultados clínicos y disminuir las complicaciones graves. 9

Algunas mutaciones se han asociado a las variantes cardíacas y renales de la enfermedad de Fabry, en las que los pacientes suelen presentar síntomas específicos en los órganos más tarde a lo largo de la vida. 13,14 El conocimiento de esas mutaciones podría ayudar al profesional sanitario a dar recomendaciones individualizadas al paciente acerca de los pasos en la gestión del estilo de vida, los medicamentos y el asesoramiento y la preparación para otros acontecimientos más graves, como la diálisis y el trasplante.

La secuenciación de genes en determinados pacientes también puede servir para avanzar en el conocimiento actual de las relaciones genotipo/fenotipo en la enfermedad de Fabry. Los registros de la enfermedad de Fabry recopilan la información del genotipo y recogen la historia natural y los resultados de los pacientes con la enfermedad de Fabry.

Resource icon

La secuenciación de genes puede influir en el diagnóstico y manejo de Fabry

LEER más
Resource icon

Vea cómo Fabry afecta a múltiples órganos

Ver infografía

  1. Data on File, Amicus Therapeutics, Inc.
  2. Germain DP. Fabry disease. Orphanet J Rare Dis. 2010;5:30. doi:10.1186/1750-1172-5-30.
  3. Filoni C, Caciotti A, Carraresi L, et al. Functional studies of new GLA gene mutations leading to conformational Fabry disease. Biochim Biophys Acta. 2010;1802(2):247-252.
  4. Desnick RJ, Brady R, Barranger J, et al. Fabry disease, an under-recognized multisystemic disorder: expert recommendations for diagnosis, management, and enzyme replacement therapy. Ann Intern Med. 2003;138(4):338-346.
  5. Knol IE, Ausems MG, Lindhout D, et al. Different phenotypic expression in relatives with Fabry disease caused by a W226X mutation. Am J Med Genet. 1999;82(5):436-439.
  6. Desnick RJ. Enzyme replacement and enhancement therapies for lysosomal diseases. J Inherit Metab Dis. 2004;27(3):385-410.
  7. El-Abassi R, Singhal D, England JD. Fabry’s disease. J Neurol Sci. 2014;344(1-2):5-19.
  8. Laney DA, Bennett RL, Clarke V, et al. Fabry disease practice guidelines: recommendations of the National Society of Genetic Counselors. J Genet Couns. 2013;22(5):555-564.
  9. Eng CM, Germain DP, Banikazemi M, et al. Fabry disease: guidelines for the evaluation and management of multi-organ system involvement. Genet Med. 2006;8(9):539-548.
  10. Desnick RJ, Ioannou YA, Eng CM. α-galactosidase A deficiency: Fabry disease. In: Valle D, ed. The Metabolic and Molecular Bases of Inherited Disease. New York, NY: McGraw Hill, 2001:3733-3774.
  11. Anderson LJ, Wyatt KM, Henley W, et al. Long-term effectiveness of enzyme replacement therapy in Fabry disease: results from the NCS-LSD cohort study. J Inherit Metab Dis. 2014;37(6):969-978.
  12. Biegstraaten M, Arngrímsson R, Barbey F, et al. Recommendations for initiation and cessation of enzyme replacement therapy in patients with Fabry disease: the European Fabry Working Group consensus document. Orphanet J Rare Dis. 2015;10:36. doi:10.1186/s13023-015-0253-6.
  13. Mehta A, Widmer U. Natural history of Fabry disease. In: Mehta A, Beck M, Sunder-Plassmann G, eds. Fabry Disease: Perspectives from 5 Years of FOS. Oxford, England: Oxford PharmaGenesis; 2006: Chapter 19. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK11572/. Accessed April 24, 2017.
  14. Ishii S, Nakao S, Minamikawa-Tachino R, Desnick RJ, Fan J-Q. Alternative splicing in the α-galactosidase a gene: increased exon inclusion results in the Fabry cardiac phenotype. Am J Hum Genet. 2002; 70:994-1002.
Gracias por visitar FabryFacts.com Está saliendo del sitio FabryFacts.com. Este enlace le llevará a un sitio que no pertenece a Amicus Therapeutics y que tampoco mantiene Amicus Therapeutics. Amicus Therapeutics no es responsable de la información contenida en sitios de terceros. Aceptar 0